|   Teléfonos: 900 816 102   |   Contacto »

Dermatitis Seborreica en el cuero cabelludo

Es una enfermedad crónica en la que se producen escamas en la piel. Su origen es desconocido. Afecta al 2,5 % de la población, mayoritariamente masculina.

Su manifestación inicial más común es el picor

Los tratamientos farmacológicos que existen están enfocados a tratar el picor, la descamación y las rojeces.

La dermatitis seborreica afecta a las zonas con mayor número de glándulas sebáceas: cuero cabelludo, detrás de las orejas, en los pliegues de la nariz, párpados, pecho. Y con menos frecuencia a la zona del ombligo, los pliegues superficiales de los brazos, inglés y axilas.

Cuando la dermatitis afecta al cuero cabelludo puede favorecer la pérdida de cabello, os lo explicamos a continuación:

Cada cabello descansa en un folículo piloso y dentro cada folículo hay glándulas sebáceas. En las personas que padecen dermatitis seborreica las glándulas sebáceas tienen más actividad, por lo que van a producir más cantidad de grasa. Este exceso de grasa va a asfixiar a los folículos pilosos y por lo tanto se va a disminuir la oxigenación del pelo. El pelo que recibe poco oxígeno se debilitará y se verá favorecida su caída.

Entre otros factores, los desencadenantes de la dermatitis seborreica son los siguientes:

  • Factores genéticos
  • Climatología: es más frecuente en invierno
  • Alimentación alta en hidratos de carbono
  • Sedentarismo
  • En niños por déficit de biotina (o vitamina H , que es necesaria para la salud del cabello, pelo y uñas)
  • El agotamiento emocional puede agravar la enfermedad
  • Champús excesivamente desengrasantes (pueden provocar efecto rebote)

A parte de los tratamientos farmacológicos (agentes antiinflamatorios, antifúngicas y antimicrobianos o uso de análogos de la vitamina A) una dieta equilibrada, baja en grasas e hidratos de carbono y rica en biotina es recomendable.

Para terminar, os damos un listado de alimentos ricos en biotina que pueden ser beneficiosos para paliar los síntomas de la dermatitis, siempre y cuando sean tomados con moderación:

Alimentos de origen animal: 
- Carnes no grasas, yema de huevo, vísceras, pescado azul.

Alimentos de origen vegetal: 
- Legumbres: Soja, guisantes, garbanzos. 
- Cereales: avena en grano, cebada. 
- Verduras: ajo, tomates, berros. 
- Setas Shiitake. 
- Frutas: aguacate, plátano, manzana, uvas. 
- Frutos secos: nueces, cacahuetes.