|   Teléfonos: 900 816 102   |   Contacto »

Tratamientos en Cicatrices

Antes de realizar un tratamiento de Tricopigmentación en Cicatrices, el Técnico en Micropigmentación Capilar, deberá supervisar y conocer el estado en el que se encuentra dicha cicatriz.

Tratamientos en Cicatrices

En primer lugar, la cicatriz deberá encontrarse totalmente estabilizada, es decir, que haya transcurrido el suficientemente tiempo para que el tejido que vamos a tratar, se encuentre en perfecto estado para poder realizar el tratamiento de Micropigmentación Capilar

Las cicatrices que podemos tratar, pueden ser originadas por los tratamientos de trasplantes e injertos capilares o bien, por algún otro tipo de desencadenante como accidentes, quemaduras, etc.

Dentro de las diferentes tipologías de cicatrices, nos encontramos cinco principales grupos:

  • Cicatriz Plana: La cicatriz plana, es la más común. Una vez estabilizada para poder realizar el tratamiento, el Técnico en Micropigmentación Capilar, puede obtener un 100% de resultado satisfactorio u óptimo al finalizar el tratamiento.

  • Cicatriz Abultada: Este tipo de cicatriz, también llamadas hipertróficas, tiene como característica pequeñas sobreelevaciones en la zona, debido al crecimiento exagerado del tejido cicatricial por una un exceso de formación de colágeno. En este caso, podemos obtener un 80% de efectividad, a la hora de realizar un tratamiento de Tricopigmentación.

  • Cicatriz en Depresión: Al contrario que la anterior, este tipo de cicatriz, ofrece la característica de tener una apariencia de hundimiento de la piel. Esto puede venir originado por que la superficie de piel curada, está por debajo del tejido dérmico al no haberse producido en su etapa de cura, el suficiente colágeno o tejido conectivo.

    A la hora de realizar un tratamiento de Micropigmentación Capilar en este tipo de cicatrices, no podemos asegurar un resultado óptimo más allá del 50%. También será necesario, la realización de una sesión de prueba, para verificar que el tejido puede asimilar el pigmento correctamente.

  • Cicatrices Irregulares: Podemos posicionar en este tipo de cicatrices, aquellas que su característica es la suma de las tres anteriores, es decir, cicatrices planas (además de darse el caso de ser más anchas de lo normal) deprimidas y cicatrices abultadas. Nuestro consejo en estos casos de cicatrices, es que puedan someterse a algún tratamiento de reducción de cicatriz (por ejemplo láser médico o intervención quirúrgica, etc.).

    Al igual que las cicatrices Atróficas o deprimidas, en el caso de un tratamiento de Micropigmentación Capilar, no podríamos asegurar un resultado óptimo más allá del 50% y siempre sería necesario una sesión de prueba para verificar la correcta implantación del pigmento.

  • Cicatrices Queloides: Es una cicatriz con una patología muy difícil de tratar. No hay que confundirla con la cicatriz hipertrófica o abultada. La principal diferencia que distingue a la cicatriz Queloide, es que se extiende más allá de la zona traumatizada, es más abultada que la hipertrófica y que puede reactivarse si no se la trata adecuadamente. En ningún caso de cicatriz Queloide procederíamos a un tratamiento de Micropigmentación Capilar.